Beastie Bay

Beastie Bay

Cuando FarmVille se encontró con Pokémon

Beastie Bay es la fusión perfecta entre un juego de construcción de ciudades, tipo FarmVille, y un título al estilo Pokémon. Todo empieza en una parcelita de una isla, donde tú y tu bestia –puedes elegir entre tres especies- vivís plácidamente. Constrúyete una pequeña morada y deja que pasen las horas… pronto pasará algo insólito. Ver descripción completa

PROS

  • Estética retro
  • Combinación de combate + construcción
  • Gran variedad de bestias coleccionables

CONTRAS

  • Pocas opciones de construcción
  • Sus bestias no son tan carismáticas como los Pokémon

Muy bueno
-

Beastie Bay es la fusión perfecta entre un juego de construcción de ciudades, tipo FarmVille, y un título al estilo Pokémon. Todo empieza en una parcelita de una isla, donde tú y tu bestia –puedes elegir entre tres especies- vivís plácidamente. Constrúyete una pequeña morada y deja que pasen las horas… pronto pasará algo insólito.

Lo que en un principio parecía una pequeñísima isla es en realidad un inmenso territorio virgen listo para que lo explores con tu bestia. La mecánica es sencilla: te vas hacia un terreno colindante y entre paseo y paseo encontrarás cofres y otros objetos que beneficiarán a tu personaje. Pero estos paseos no serán un camino de rosas, pues te cruzarás con otras bestias que no quieren que conquistes su territorio. Justo aquí empieza la mecánica a lo Pokémon.

Si has jugado a algún título de Pikachu y compañía sabrás que de lo que se trata es de una batalla por turnos donde puedes atacar, usar objetos y habilidades o simplemente protegerte o huir como último recurso. La recompensa por vencer a tus enemigos, si no los matas, es ponerlos de tu lado y que te acompañen en tu aventura. Así, poco a poco irás creando un ejército de bestias de lo más variopinta, de patos a mandrágoras pasando por leones, que irán subiendo de nivel y ganando experiencia y habilidades.

El culmen de estas batallas llega cuando te cruzas con jefes. Al igual que los entrenadores Pokémon, te retan con su ejército de bestias. Pero si los vences no sólo no se enfadarán si no que serán tus amigos y se unirán a tu pueblo.

Cada habitante y bestia de tu aldea necesitará una casa, y para conseguirla debes ganar monedas cosechando cultivos y realizando otras actividades. Aquí aparece la mecánica de Farmville, en la que irás creando de la nada un pequeño imperio rural.

La estética de Beastie Bay es infantil pero bonita y heredera el estilo de los juegos de 8 bits, tanto en sus pixelados gráficos como en su música.

Por su jugabilidad y apartado gráfico Beastie Bay es una experiencia muy agradable para todos los fans de Pokémon que quieran disfrutar de un juego parecido en su dispositivo móvil.